Venta, instalación y mantenimiento de extintores.

Somos una empresa especialista en protección contra incendios y sistemas de seguridad.

Venta de todo tipo de extintores

Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia y A Coruña

Extintor Hídrico

Extintor Hídrico

Extintor CO2

Extintor CO2

Extintor de polvo

Extintor de polvo

Extintor Hídrico

Extintor para coche

GRUPO EUROFESA

Prestamos servicios en las comunidades autónomas de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y Galícia desde nuestras delegaciones territoriales ubicadas en Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia y A Coruña.

En el mercado de la seguridad existen varias compañías que se encargan de ofrecer servicios enfocados a la seguridad, pero solo algunas de ellas ofrecen un servicio de calidad.

Este es el caso de Grupo Eurofesa. Es una empresa especializada en instalación y mantenimiento de extintores, la cual ofrece sus productos y servicios desde hace más de veinticinco años.

Esto le otorga un gran conocimiento de su sector y de las necesidades del mercado. Entre la amplia gama de servicios ofertados (todos ellos dirigidos al mantenimiento de la seguridad y la minimización de riesgos) podemos destacar la venta y mantenimiento (incluyendo revisiones periódicas y controles de calidad) de extintores.

Ofrecemos nuestros servicios en

Extintores A Coruña

Rúa Daimler, 50, 15650 Cambre, A Coruña, España

Extintores Barcelona

Carrer Ca n'Alzina, 116, 08202 Sabadell, Barcelona, España

Extintores Madrid

Av. Juan Caramuel, 29, 28919 Leganés, Madrid, España

Extintores Málaga

Calle Castilla La Mancha, 13, 29200 Antequera, Málaga, España

Extintores Valencia

Calle Fuente Forraje, 46370 Chiva, Valencia, España

Empresa especialista en extintores

Empresa con más de 25 años de experiencia en venta, instalación y mantenimiento extintores.

A su vez, los extintores de fuegos son clasificados en función del material que utilizan para su cometido, siendo divididos en tres subcategorías:

  1. Extintores de agua o agua pulverizada: Utilizados para fuegos generados por combustibles sólidos en sitios libres de electricidad. Es importante recordar que el agua no es una opción recomendable para fuegos de combustibles líquidos (gasolina, el aceite, pintura, etc.) ya que solo provocaríamos el empeoramiento de éste.
  2. Extintores de espuma: Están pensados para la extinción de fuegos de tipo A y B, son recomendables siempre y cuando no exista riesgo eléctrico. Por ello son recomendables en lugares exteriores o alejados de puntos de corrientes.
  3. Extintores de polvo: Es el tipo más usado, pues puede ser utilizado para los incendios de tipo A, B y C. Al ser a base de polvo no genera riesgo si entra en contacto con electricidad; es el más recomendable en viviendas y edificios.

En primer lugar, es muy útil tener conocimientos sobre el uso de los extintores, en el caso de no contar con esa formación, puedes encontrar una pequeña explicación representada comúnmente con viñetas (o fotos) situadas junto a éstos aparatos. A su vez, existen diferentes tipos de fuegos, pudiendo clasificarlos en:

  • Clase A: Fuegos generados y alimentados a base de combustibles sólidos como madera, cartón o plástico (entre otros). Éstos suelen ser muy usuales pues este tipo de materiales se encuentran en casi todos los lugares.
  • Clase B: Fuegos alimentados por combustibles líquidos, como por ejemplo con aceite, derivados del petróleo o pinturas. Son menos usuales, pero pueden ser más peligrosos pues su extinción es más complicada al tratarse de materiales muy inflamables.
  • Clase C: El fuego es originado y utiliza como fuente de alimentación el combustible gaseoso, siendo el butano, propano o gas ciudad los más comunes. Es muy peligroso y puede causar explosiones que generen daños importantes tanto a nivel personal como material.
  • Clase D: Es la causa de incendios menos común, el combustible fuente de alimentación es un metal, entre los metales inflamables encontramos el  magnesio, sodio o el aluminio. Estos incendios son producidos en su mayoría en el sector industrial (y muy raramente en viviendas particulares), y requieren una atención rápida para evitar daños importantes.